miércoles, 22 de febrero de 2017

Ángeles sin alas

Hubo un día en el que Dios se quedo sin ángeles con alas.

Aquel día, Dios tenía mucha gente a la cual mandar un guardián que los proteja, así que se le ocurrió una idea.

Creó de sus manos santas un amigo especial para el Ser humano. Tiene cuatro patas, dos orejas, muchos de distintas formas, algunos tienen bigotes y otros no, tienen una cola, a veces larga, a veces corta, les gusta salir a pasear o simplemente cuidar la casa de cualquier bicho.

Todos los que tenemos un angel así, sin alas, sabemos lo que es el amor, sabemos lo que es dar y recibir, sabemos lo que es preocuparse por el otro y cuidar que no le pase nada.
Yo tengo ángeles sin alas, duermen conmigo y mi familia. Nos protegen de los bichos, nos dan amor sin pedir nada a cambio, nos dieron un giro de ciento ochenta grados y nos hicieron ver desde otra perspectiva a aquellos pequeños que muchos suelen llamar animales. Ellos son los ángeles. No tienen alas, tienen colitas

-Camila Acosta.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡No te olvides de dejar tu comentario!