viernes, 12 de agosto de 2016

You promised me...

Me dijiste que todo iba a ser diferente. Que no iba a pasar lo mismo otra vez.
Sentí que me habías roto una promesa, pensé que todo era una mentira.
Claro está, que estuve enojada con vos todo este tiempo.
Siempre lo vi de un solo lado, me vendé los ojos y malinterpreté las cosas por andar a ciegas.
Hace unas horas me saqué la venda de los ojos y baje las manos de mis oídos. No todo es lo que parecía.
Es cierto que todo iba a ser diferente, pero no me había fijado que no lo decías desde ese punto. Sino que hablabas de que era obvio que siempre iba a ser diferente, ¿Cómo pueden tratar a alguien igual, cuando no lo es? Eso es lo que no entendía antes. Ahora me queda más claro que cuando decías que diferente, te referías a mi y no a lo que iba a pasar. Todo es igual, nunca cambia, pero diferente, no como con los demás. Lo prometiste, no te equivocaste.

-Camila Acosta

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡No te olvides de dejar tu comentario!