sábado, 23 de julio de 2016

Efímero

Fue tan tenue... evanescente.
Mirando a la nada apoyada en mis brazos. Te vi hablando, y me miraste. Sonreíste.
Caminaste hacia mi y pasaste tu mano por mi mejilla.
Prometiste que todo iba a estar bien, me pediste que no me preocupara.

Sonrío.

Todo se desvanece.

Abro los ojos y estoy a oscuras... fue sólo un sueño. Efímero y perspicaz. Hasta llegue a pensar que había sido real, y que, verdaderamente me pediste que no me preocupara.

No fue más que una fantasía entre sueños. El deseo de que todo sea distinto, que nada hubiese cambiado. Lo poco que duró, parecía real... pero no fue así.

¿Realmente es todo tan efímero? ¿Tan corto? No fue sólo un sueño. Todo es muy corto, nada dura más que segundos, horas, tal vez días. ¿Tenía que pasar eso para notarlo? Ya lo sabía... pero no podía aceptarlo...

-Camila Acosta

2 comentarios:

¡No te olvides de dejar tu comentario!